loader image

Juan Fajardo

Juan Fajardo

El fotógrafo que quería ser músico
Por Blanca Lacasa

“¿Una anécdota? Pues sin ser yo muy fan de KISS, recuerdo unas fotos que les hice. Ya les había visto en directo y les había fotografiado tocando, pero estar con ellos en los camerinos y ver toda esa parafernalia desde dentro es un auténtica locura. Verlos ahí sin maquillar o esos trajes que sobre el escenario se ven espectaculares pero que si los tocas parecen del todo a cien… Flipé. El asunto es que quería hacerle una foto a Paul Stanley retocándose en el espejo. Se lo planteé y me respondió: ‘No puedes hacer esa foto porque, por contrato, KISS sólo puede salir de frente’. ¡Hasta la luz para fotografiarlos ha de ser frontal! ¡No se les puede iluminar desde un lado! Es esa cosa de la industria americana en la que absolutamente todo está estipulado. ¡Alucinante!”

Esta es sólo una de las mil anécdotas que el fotógrafo Juan Pérez-Fajardo (Madrid, 1969) guarda en su memoria.Considerado -con toda justicia- como uno de los grandes fotógrafos musicales de este país, por delante de su objetivo han pasado desde la plana mayor de las luminarias nacionales (Loquillo, Enrique Bunbury, Luz Casal, El Cigala o Camela) hasta artistas de relumbrón galáctico de la talla de Nick Lowe, Bobby Gillespie, Santana o Neneh Cherry. Algunos retratados casi a su pesar (como Patti Smith que no tenía su mejor día, “fue simplemente borde, pero hay que entenderlo: llevaba toda una gira por Europa firmando libros”), otros con la urgencia y la autenticidad que dan los cinco minutos de camerino previos al show (Bobby Gillespie con ese gesto suyo inconfundible por inmutable) y otros tantos -la mayoría- posando para la inevitable promoción. “He trabajado poco con modelos, pero está tirado. Les dices: ‘mira para allá’ y lo clavan; ‘pon la mano así’ y lo hacen. Sin embargo, para muchos músicos, las fotos de promo son un tormento y hay que ganarse su confianza, que se olviden de la cámara, que la situación no les imponga y que no sientan que les estás robando el alma. Hay mucho trabajo psicológico previo porque lo que pretendo con mi trabajo es que se entienda la música que hacen de un vistazo y para eso necesito que confíen”.

A esta confianza ciega contribuye el hecho de que Pérez-Fajardo es músico de corazón. Sabe mirar y lo vive como si fuera uno más de la banda. Es, en cierto modo, el reverso gráfico de ese ‘músico frustrado’ que, para muchos, son los críticos musicales. Empeñado en ser músico desde pequeño, habiendo pasado por más de una banda, tuvo que conformarse -es un decir- con ser el que contaba en una sola imagen lo que sucedía en esa cosa que él tanto disfrutaba: los conciertos. “En el fondo me hubiera molado ser yo el de la foto, pero al final estoy en la música que es lo que me gusta”. Pérez-Fajardo empezó de casualidad. Rebotado de una carrera de Físicas que le aburría soberanamente y expulsado por la gran crisis de 2008 de la industria de la animación con la que, hasta ese momento, se ganaba estupendamente la vida, empezó a ejercer como fotógrafo en conciertos por puro azar. Aunque claro, a la suerte siempre hay que ayudarla un poquito. En este caso, fue un empujón en toda regla. “Una noche, le estaba enseñando a un amigo unas fotos de un viaje a Utah en la sala El Sol (Madrid), Eva [Amaral] las vio, le encantaron y se quedó con la copla. Poco después, se celebraba el festival South by Southwest. Y como quería trabajar con la revista Rolling Stone, se me ocurrió hablar con Amaral y decirles que los de la Rolling estaban interesados en que fuera al festival a hacerles fotos y a la revista les dije que había hablado con Amaral y que querían que les hiciera fotos. No he vuelto a hacer este tipo de cosas porque no está bien pero me salió de puta madre”. Y tanto… ¡Bendita caradura!

more stories

Hoteles con mucho ritmo

Hoteles con mucho ritmo

Por Laura Martínez

Como diría Bowie “Put on your red shoes and dance the blues”, o puede ser un Swing, un Chachachá o igual te seduce más mover el body a ritmo de un tema de Disco-Funk. En Concept la música es el alma detrás de cada hotel y por eso todos tienen una personalidad única e irrepetible. Las playlists que suenan en ellos y los DJ’s que amenizan nuestro universo resumen a la perfección el vibe de cada uno.

Santos Ibiza

Tus artistas favoritos de todos los tiempos se elevan a la categoría de santos en Santos Ibiza. Nuestro templo de celebridades estrechamente ligadas a la Isla de Ibiza sugiere Balearic House, Disco, algo de Deep y Down Tempo. Cada momento del día evoca un tipo de música, por eso sus desayunos frente al mar están amenizados con soul y bossa pero la cosa cambia a lo largo de la mañana y se da paso al sonido baleárico, House y algo de Funky. El sonido de tarde es el turno del DJ, que arranca con un Deep House amable para escuchar tumbado con un “Ain’t no saint” en mano.

Tropicana Ibiza

La estética Mi-Mo, los colores vivos y los guiños a “Cocktail” – esa peli noventera con la que Tom Cruise hizo que quisiéramos quedarnos a vivir en la barra de un bar – inspiran la estética de Tropicana, donde las copas de Martini se convierten en duchas y no podrás dejar de pedir un cóctel detrás de otro. Envuelto por un ambiente tropical muy Miami Beach, “Tropicana es el equivalente a un mix de Disco Funk, Tropical Jazz, 80’s vibes y Bossanova”, como lo define Simone, DJ de cabecera del hotel y un enamorado de estos estilos que están en constante reinvención.

Dorado Ibiza

Una carta de amor a las canciones de oro del Rock. Eso es Dorado Ibiza, una declaración de intenciones que suena a lo mejor del Classic Rock, Folk, 70’s y Soul. En este santuario del rock frente al mar, cada habitación está dedicada a una canción que fue disco de oro. Artistazos como Jim Morrison, Blondie o Bruce Springsteen tienen su dedicatoria en forma de habitación de hotel, donde la canción de oro se reproduce en vinilo al meter la tarjeta o cantar en la ducha se convierte en un concierto con micrófono incluído. No más cantar con el champú en mano.

La música es ese lugar al que puedes viajar siempre que quieras y los hoteles de Concept están pensados para que te puedas tele-transportar a Miami, Cuba o Nashville sin moverte de Ibiza. Imagen y soundtrack nunca fueron tan de la mano.

Cubanito Ibiza

Todo el sabor y el carácter de Cuba están en en el hotel Cubanito, con toques de Latin Jazz, Salsa, Boogaloo y Merengue. Jordi Cardona es el encargado de ponerle ritmo a los atardeceres eternos -mojito en mano- que tienen lugar en la azotea de este trocito de Cuba en el mediterráneo. Además, todos los martes podrás disfrutar de nuestro Salsero donde podrás dar rienda suelta a las caderas en clases de salsa. Y los domingos, disfrutar de actuaciones en vivo de leyendas como Ricardito, el “Julio Iglesias cubano”, que ha cantado con Celia Cruz o Juan Luis Guerra.

Romeo’s Motel & Diner

Todo lo que has visto en las road movies americanas de los 60 y 70 está a punto de pasarte a ti en Romeo’s Motel & Diner. Inspirado en los love motels de la Ruta 66, Romeo’s es nuestro hotel más cinematográfico. Incluye una habitación pensada expresamente para hacer el mal, un diner abierto 24h digno de una peli de Tarantino y una capilla para casarte -y divorciarte en la misma noche- como en Las Vegas. Folk, Americana, Classic Rock y mucho 70’s le ponen la guinda con luces de neón a tu aventura más salvaje.

Paradiso Ibiza Art Hotel

Paradiso Ibiza Art Hotel es nuestro paraíso rosa pastel particular, donde se fusionan el arte y el estilo art decó en un espacio onírico y ¿a qué suenan los sueños? Pues a Nu Disco, Italo, Balearic Beat y 80’s vibes básicamente. Una galería de arte firmada por Adda Gallery Paris, un estudio de tattoos, exposiciones en el lobby y una habitación acristalada no apta para tímidos. Ya quisiera el mítico Ocean Drive de Miami…

more stories

The Real Ones- Juanito

Amor por la tradición

Joan Riera es Juanito para los amigos, el entrañable dueño del restaurante Ca n’ Alfredo en pleno paseo de Vara de Rey, un local de encuentro y buen comer. Medalla de oro de la ciudad de Ibiza y buque insignia de la cocina tradicional ibicenca desde 1934, Ca n’Alfredo es la sobremesa con amigos, el sábado de arroz de matança y Flaó con la familia. Es casa y es refugio, es donde te paras a saludar Joan y le das recuerdos de parte de tu abuelo o de tu madre. La sala y la atención corren de su cuenta pero la supervisión de la cocina es de su mujer, Catalina. Esta es una charla sobre tradición culinaria y pasión por el trabajo bien hecho. Te sugiero leer esta entrevista con el estómago lleno o prepárate para ponerte los dientes largos.

Me da a mí la sensación ¿o a la cocina Ibicenca no se le da el bombo que se le da a la vasca, la asturiana o la canaria? No había escuchado hablar del sofrit Pagés o la Greixonera en mi vida hasta que vine a vivir aquí. Es de las cocinas más elaboradas y sabrosas que hay en España y te lo dice una asturiana…
Sin duda. En los 70 Ibiza pegó un boom turístico impresionante y se llenó de restaurantes despersonalizados, la cocina ibicenca siempre había estado relegada a cuatro sitios de toda la vida. Me considero un impulsor de nuestra tradición culinaria y con el Consell de Ibiza conseguimos crear una marca llamada Sabors d’Eivissa que aboga por la cocina y el producto locales. Ha tenido un auge importante y hemos estado presentes en infinidad de ferias culinarias como Madrid Fusión. Me enorgullezco al decir que hoy en día la cocina ibicenca goza de muy buena salud y en la Isla hay cada vez más calidad frente a cantidad.

 

Como dice tu amigo y colega Juan Mari Arzak en el prólogo de tu libro Ca n’Alfredo: Historia, Recuerdos y Cocina “Más importante que la apuesta por la gastronomía es la apuesta por los valores humanos” ¿Es igual de importante la atención y el cariño que una cocina de calidad?
Juan Mari es un gran amigo y me dio la mejor receta que me podían dar: “No te jubiles ni pa’ Dios”. Esto es una pasión para toda la vida y lo que más feliz me hace es que la gente se vaya contenta de mi restaurante. Conocer a un niño que venía con sus padres y después verlo a los 40 con su mujer y sus hijos sentado a la mesa. Eso me pone como un pavo real (risas). La cocina hay que cuidarla mucho pero a los clientes y amigos, más todavía.

En sus inicios, Ca n’Alfredo se llamaba “Verner y Gertrudis” y lo regentaba un matrimonio alemán. Posteriormente lo llevó otro matrimonio judeo-alemán que vino a Ibiza huyendo de los nazis. ¿Cómo llegó a manos de tu padre, Josep?
Sí, los judío-alemanes eran unos “máquinas”. Mi padre les compró este local y después montaron un hotelito en la playa en San Antonio. Fueron los que le pusieron el nombre originalmente, era una saga de siete hermanos y el mayor se llamaba Alfredo. Después yo lo convertí en “Casa de” y mi hijo mayor se llama Alfredo. Lo intenté después con alguno de mis nietos pero no me dejaron (risas).

¿Cuál es la especialidad de la casa? Lo que hay que pedir sí o sí.
Hacemos buenos arroces y buenos guisos. Me vanaglorio mucho de los pescados al horno y los platos típicos como el Sofrit Pagés.

Me sorprende la cantidad de restaurantes que descubro en la Isla. Hay muchísima competencia. ¿Cómo se consigue seguir siendo un referente después de tantos años?
Es muy complicado, no te voy a mentir. Creo que ha sido a base de amor por el trabajo y mucha constancia. Cuando disfrutas lo que haces y te va la vida en ello… no puede salir mal.

Las paredes de tu restaurante son un paseo por tus comensales más célebres. ¿Quién recuerdas que te cayera en gracia y no sabías ni quién era?
Pues me acuerdo de un chaval muy alto y muy buena gente que vino a comer con sus padres; Ricky Rubio, ahora está en la NBA y es un crack pero cuando vino estaba empezando a despuntar en el Barça. Yo soy muy futbolero pero de basket no me entero. El chaval quedó encantado con la comida y quiso hacerse una foto con los cocineros ¡y no al revés! (risas). Luego me enteré de quién era y sigo su trayectoria meteórica de la que me alegro muchísimo.

 

Su mujer Catalina está al frente de la cocina ¿en casa quién está a los mandos del fogón?
¡La meva dona! (risas). Yo lo que hago muy bien son los huevos fritos con puntilla con el aceite bien caliente, eso se me da de muerte. Con unas patatas y sobrasada…buah.

more stories

Luxury Braco

LUXURY BRACO

Luxury Braco es una nueva marca de lujo, que suple las necesidades de nuestros animales domésticos dándoles la mayor innovación y comodidad, añadiendo un diseño premium.

Lujo, confort y diseño para tu mascota, Luxury Braco presenta su gama de productos de lujo.
Luxury Braco es una nueva marca de lujo, que suple las necesidades de nuestros animales domésticos dándoles la mayor innovación y comodidad, añadiendo un diseño premium.
Nace de la idea de unificar dos conceptos fundamentales para los amantes de los animales y del diseño del hogar, alargar y mejorar la existencia de nuestra mascota y aportar un diseño exclusivo que mejora el aspecto de nuestro hogar.
La empresa está comprometida con el diseño más vanguardista, sin olvidar el confort de nuestras mascotas. Comenzando una nueva etapa en el mundo del diseño para camas de mascotas, ofreciendo además un servicio post-venta único.
Las camas Luxury Braco, están hechas pensando en los reyes de la casa. Realizadas a mano individualmente, en metacrilato de la mayor calidad, un material higiénico a la vez que moderno y totalmente exclusivo. Podemos encontrar diferentes combinaciones en el color del cojín como en el color de la estructura y en todos sus tamaños tanto en el modelo Cocoa como Savannah.

Los cojines están realizados en viscoelástica, un material adaptado a las necesidades de su mascota que mejora su calidad de vida evitando problemas óseos y musculares, lo que ayuda a reducir futuras dolencias ocasionadas por dormir en superficies frías y duras. Por otra parte están forrados en un tejido polivalente antimanchas y antipelo, que permite una limpieza fácil y cómoda, lo que ayudará a mantener la higiene y calidad de la cama como el primer día.
El elemento de vanguardia que complementará la decoración de la casa lo encontramos tanto el color del cojín como el de la estructura de la cama, ambas combinables entre sí, así como a una amplia gama de tonalidades y posibilidades para un diseño totalmente exclusivo.

Pensados para cada tamaño de animal, podemos disponer de los comederos Luxury Braco. Realizados en Perspex de 10mm de la mayor calidad y con un excelente brillo se pueden combinar a gusto personal.

El comedero es desmontable, lo cual permite el lavado por separado de los útiles para comida y bebida, fabricados en el mejor acero inoxidable, que hacen que estos mantengan la mejor higiene así como un brillo duradero por muchos años.
Están disponibles en dos modelos, cinco tamaños y en multitud de colores.

more stories

Heartbreak Hotel By Silvia Superstar

¡Heartbreak Hotel llega a Ibiza de la mano de Sílvia Superstar!

Del 13 al 16 de agosto de 2021
CÓDIGO: HEARTBREAK

3 días al mas puro estilo Tarantino. Música en directo, amigos, dj’s pool party y muchas sorpresas

Reserva aquí tus 3 noches:

book now

La artista nos trae un nuevo concepto de fiesta en el que durante tres dias, tomará las riendas del Romeo’s Motel & Diner, y le dará una vuelta de tuerca rodeada de amigos, huéspedes, invitados vip y mucho artisteo, llevando a cabo toda una serie de actividades que no dejaran indiferentes a los asistentes. Una locura digna de una película de Tarantino, en la que habrá música en directo, djs, Pool party, karaoke canalla, bingo, degustaciones y muchas sorpresas que no queremos desvelar… eso si… mucha diversión!

Nuestra carismática hostess, popular por girar por medio mundo al frente de su banda The Killer Barbies, y compartir escenario con Iggy Pop entre otros, es ampliamente conocida también por su faceta televisiva y de empresaria en la que ha agitado durante años las noches madrileñas con bares como El Fabuloso, El Coconut Bar o Lucky Dragon, y fiestas como El Fabuloso club o El fabuloso Pool Party en Ibiza. Los que la conocen saben que sus fiestas nunca defraudan. Diversión asegurada!

La fecha elegida será entre el 13 y el 16 de agosto de 2021. Ven a disfrutar!

more stories