loader image

Canta Bingo Karaoke

Cócteles, cartones y canciones

Por Laura Martínez

Cuántas veces has acabado cantando línea con tus colegas un martes cualquiera de esto que te vienes arriba después de una cena o cantando “I will survive” desafinando como un gañán/gañana. Normalmente, al día siguiente te sobreviene una especie de felicidad resacosa seguida de la frase “joder, qué bien me lo pasé ayer”. Esas son las mejores noches, las noches épicas que forjan amistades a prueba de todo. De hecho, tengo la teoría de que si no has hecho ninguna de estas dos cosas con tu grupo de amigos no sois dignos de tal consideración.

Pero como casi todo tiene remedio en esta vida, Romeo’s Motel & Diner te trae todo el pack para que te lo goces este verano.
Te proponemos Canta Bingo Karaoke cada viernes a las 9 de la noche (del 26 de junio al 18 de septiembre) porque somos así y en Concept Hotel Group no se hacen las cosas al tuntún, el toque de la casa es esencial y sin glamour no se va a ninguna parte. No es lo mismo cantar bingo rodeado de la tercera edad en un bingo local que hacerlo en el lobby de un hotel molón, las cosas como son.

Seguimos para bingo (valga la redundancia) a las 23.00 en el Playroom: Nuestra versión de The Cave Room en el Executive Airport Hotel de Miami, uno de esos sitios concebidos para hacer el mal, envueltos en sofás de leopardo y barras de pole dance. Allí seguiremos un karaoke nada convencional y muy canalla presentado por Lola Von Dage.

Uno de los karaokes-bar más cool del planeta tierra se encuentra en Scottsdale (Arizona). Es el Geisha A Go Go donde tienen habitaciones privadas con Karaoke para que nadie te vea hacer el ridículo, excepto tus amigos. Estarás pensando “ya están los americanos siendo pioneros en esto también” Te equivocas y no sabes cuánto. Los americanos son los mejores en una cosa: Adaptar lo que es de otros y llevarlo a su terreno de tal forma que parezca propio. Como tantas otras cosas, el Karaoke no es americano sino japonés. Viene de la palabra japonesa Kara (vacío) y oke (abreviatura japonesa de orquesta). Así que karaoke significa “orquesta en vacío”, sin cantante. Una genialidad creada por un hombre llamado Daisuke Inoue al que deberíamos ponerle un monumento urgentemente. Hazte un favor y disfrázate de Bowie con nosotros o dale rienda suelta a la Madonna que llevas dentro. No podrás evitar pensar: “Va por ti, Daisuke”.

more stories

A Place for Lovers and Sinners

La segunda vida del motel

Por Laura Martínez

El cine es altamente responsable de nuestra educación sentimental y nos ha influenciado en cada detalle que nos entra por el ojo, así que es inevitable que también sea dueño de gran parte de nuestro imaginario como viajeros.

Los moteles-cuyo nombre viene de la contracción “motor hotel”- han sido testigos de las fechorías de criminales y forajidos, infidelidades sonadas y no tan sonadas, de Michael Madsen en Thelma y Louise (quien luego sería el hermano de Bill en la cinta de Tarantino) o de la obsesiva historia entre Lolita y Humbert. Por eso, cuando vemos uno, no podemos evitar imaginarnos qué sórdidas aventuras viviremos alojándonos en uno de ellos.

Entre los 50 y los 60 este concepto de alojamiento tuvo su mayor auge; los motoristas y conductores aparcaban sus vehículos para descansar en moteles de carretera baratos y salir al día siguiente a seguir quemando asfalto. El rey de los moteles históricos de esta época, es el Lorraine, en Memphis. Allí mismo, en la puerta de la habitación 306, dispararon al activista de los activistas: Martin Luther King. Hoy en día es considerado prácticamente un santuario, símbolo de la lucha por la igualdad de los derechos humanos.
Pero el resurgir de un formato que aunque nunca se fue, está viviendo una revisitación, poco tiene que ver con lo que era entonces. El nuevo motel, busca ser confortable además de estético- aunque a los no norteamericanos nos parezca estética hasta la cortinilla cutre de un motelucho en Texas- y eso es algo que no eran antes. Se dormía en el que se encontraba pero ahora el motel se busca y no siempre porque sea un alojamiento económico. Incluso podemos hablar de moteles de autor. 

Otro ejemplo es “The Drifter” En Nueva Orleans, con un aire tropical, envuelto en un estilo arquitectónico inconfundible: El MiMO (Miami Modern) una corriente estética que apareció en Miami para quedarse al terminar la II Guerra Mundial.

El Austin Motel (Austin, Texas) es creación de Liz Lambert, que recuperó un motel de los años 30 y le dio la vuelta dándole un toque popero. Pues sí amigos, los moteles son uno de los baluartes de la estética norteamericana pero ¿quién ha dicho que en España no puedas dormir en uno? Si te pasas por Ibiza este verano, date una vuelta por el nuevo Romeo’s Motel & Diner.

¿Te imaginas al matrimonio cascarrabias de “The Florida Project” saliendo en Condé Nast Traveller? La respuesta es no. Sin embargo hoy podemos toparnos con varios casos: “The Dive Motel & Swim Club”, en Nashville, es la última aventura de Lyon Porter; artífice de “Urban Cowboy” un afamado hotel/bed & breakfast de Brooklyn, reivindica el motel frente al hotel por su carácter sexy y esa nostalgia romántica con la que muchos hoteles no pueden competir.

El sexto hotel de Concept Hotel Group abrirá sus puertas en junio de este verano para acercarte la experiencia más cinematográfica que has vivido despierto.

Tótem de neón, parking a full de coches clásicos, música a la altura de las circunstancias, un diner como dios manda y una zona de piscina que dejaría tuerto a Stendhal. Elementos imprescindibles para un buen motel de esta nueva década sí, pero Romeo’s va mucho más allá con unos extras que no tienen rival: Contará con una capilla para oficiar bodas (reales o no, según se tercie), habitaciones con todo lujo de detalles con marcas high class que ya son sello de la casa en Concept, como Marshall a los altavoces y Smeg a las neveras.

Para las noches más gamberras, Romeo’s pone a tu disposición el equivalente estético al camerino de los Mötley Crüe: El Playroom. Un salón con barra de pole dance en el que los viernes tendrás sesiones salvajes de karaoke nada convencionales presentadas por Lola Von Dage. 

No todos los moteles están en EE.UU y ninguno es como éste.

more stories

Addicted to Art: Art Paradiso

Art Paradiso: Luces, arte y acción

Por Laura Martínez

Iñaki Domingo y Alejandro Marote son el tándem que conforma Altura Projects, el estudio madrileño encargado del departamento artístico en Paradiso Art hotel. Son los responsables de las acciones artísticas que se hacen cada temporada y supervisan las exposiciones rotativas que se hacen en el lobby del hotel.

En palabras de Iñaki, el compromiso principal del estudio es ofrecer experiencias de calidad en el ámbito de la cultura visual contemporánea. Lo que les sedujo de la idea de encargarse del tinglado artístico de Paradiso, fue dar difusión al trabajo de artistas actuales y ofrecer una experiencia artística genuina a los huéspedes, todo ello llevando el arte más allá de sus fronteras naturales, algo que consideran esencial y muy interesante.

Cuando les pregunto por la conexión con Ana Dimitrova, responsable de Adda Gallery (galería dentro del hotel con sucursal en París) cuentan que surgió de una forma muy orgánica: “Conocimos a Ana a través de nuestra querida Diana Kunst (artista que también formó parte del equipo en sus comienzos) y enseguida nos pareció que tanto su planteamiento como el tipo de artistas con los que trabaja, funcionarían bien dentro de Paradiso Art hotel. Así que hablamos con ella y se animó a llevar a cabo el proyecto de la galería” recuerda Iñaki. Tras tres años colaborando juntos, siguen aportando un valor añadido a los huéspedes pero también a la Isla, donde no es habitual encontrar este tipo de atractivo cultural en el turismo.

En cuanto a sacar al arte de su zona de confort, estos dos enamorados de las artes visuales lo tienen muy claro: “El arte no debe restringir su presencia a museos, salas de exposiciones y ferias. “A nuestra experiencia en asesoría, comisariado y gestión en el mundo del arte contemporáneo, ahora tenemos que sumarle un nuevo factor: el que todo esto ocurra en un contexto turístico tan particular y connotado como es la isla de Ibiza”.

La clave para que las obras de arte en un hotel no acaben siendo parte de la decoración, sino objetos de interés en sí mismos, es que las zonas en las que se exhiben mantengan su personalidad. Por eso, en Paradiso cada zona dedicada al arte es independiente pero está conectada con el resto de instalaciones. Esta temporada, el lobby contará con las obras de Misterpiro, PeBe Estudio y Marcos Torres.

En cuanto a las acciones, los chicos de Art Paradiso vienen cargados de novedades. Además de las tres nuevas exposiciones que habrá en Adda Gallery Ibiza y el programa de micro-residencias Zero Suite, en el que nos visitarán 6 nuevos artistas, arrancan los Paradiso Challenge, una propuesta que “surge desde las redes sociales e invita a participar creativamente a nuestros seguidores con la posibilidad de ganar dos noches de hotel en la Zero Suite. Además, hemos organizado dos workshops que tendrán lugar semanalmente durante la temporada. Uno de fotografía, en el que los huéspedes tendrán la posibilidad de aprender todos los secretos para hacerse los mejores selfis con las cámaras de sus teléfonos móviles, y otro de pintura, en el que los clientes de Paradiso podrán aprender a decorar sus cuerpos con la técnica del Body painting”. El arte nunca había sido tan atractivo.

Arte en el Lobby


Paradiso Art Hotel se ha convertido en un punto de reunión para los curiosos más arty de la Isla y por eso esta temporada te traemos a lo mejorcito del arte gráfico y urbano para que lo disfrutes en nuestro lobby. Pasen y vean.


Mr. Piro

Este madrileño es uno de los artistas urbanos nacionales más destacados. Andrés Sánchez- Ocaña aka Misterpiro se define como “agua, color y sobre todo impulso”. Cada vez son más las marcas que se enamoran de su colorido universo y colaboran con él para hacer personalizaciones como es el caso de Nike o Levi’s. Para su exposición en el lobby de Paradiso, el artista urbano se ha inspirado en los paisajes de Ibiza y sus colores: Desde el celeste del agua hasta la variedad cromática de sus inigualables atardeceres.

PeBe Studio
Pablo Benito es el fundador de PeBe Studio, con base en Barcelona. La libertad creativa que suele tener en sus proyectos le ha llevado a crear un imaginario visual muy reconocible y su pasión por la arquitectura y el interiorismo queda reflejada en sus láminas de edificios míticos de la ciudad condal como la Casa Batlló o La Pedrera. PeBe Studio nos traerá a Paradiso su serie Horizons inspirada en los horizontes, el concepto de “principio y fin”, mezclado con mucho color, geometría y espacios oníricos y surrealistas.

Marcos Torres
Marcos Torres es un artista gráfico ibicenco con una dilatada carrera artística que ha llevado a cabo tanto nacional como internacionalmente. Posee un particular estilo caracterizado por un fuerte vínculo con la música, el cine y la mitología Pop, y la pasión que logran transmitir al espectador a través de una estética poderosa y sensual. Marcos cerrará las exposiciones del lobby trayendo a Paradiso su reconocible y característica narrativa visual, dominada por el culto al color y el impacto visual.

more stories

Gijsbert Hanekroot

Desde Abba hasta Zappa

Por Laura Martinez
All photos: ©Gijsbert Hannekroot / Cortesía MONDO GALERIA

Hoy vas a cualquier concierto y siempre es fácil ver a uno o dos cámaras a pie de escenario capturando los highlights del bolo. Pero cuando este gigante del fotoperiodismo musical empezó a hacer sus primeros pinitos, esa profesión ni siquiera existía como tal.

La cosa empezó en el 69, con un amigo del instituto que curraba en una revista underground de Amsterdam y escribía sobre rock. Gijsbert le enseñó una fotografía que hizo a la banda holandesa The Outsiders y se dieron cuenta de que hacían buena pareja. La mayoría de los periódicos de entonces incluían una página juvenil y ambos empezaron a trabajar para uno de ellos. Fue el primer fotógrafo de aquel periódico y trabajó allí durante 6 años. “No hubo un momento exacto en el que supiera podía hacer de esto mi forma de vida, las bandas americanas más potentes estaban con su primer o segundo álbum, girando por Europa y simplemente había mucho trabajo por hacer, lo hacía a la vez que le daba forma a una profesión por entonces desconocida”, recuerda Gijsbert.

En su privilegiado almacén de recuerdos, Hanekroot guarda con especial cariño a aquellos artistas con los que compartió más tiempo de gira: Un tal David Bowie, por ejemplo, al que acompañó de tour durante años. De aquella increíble experiencia publicó su libro “David Bowie: The Seventies”.

El fotógrafo holandés destaca de Bowie su bondad como persona y su inteligencia. 
También Mick Jagger; en “From Abba to Zappa” hay una fotografía genial en la que aparece el propio Gijsbert, hecha por Jagger con un pelotón de fotógrafos detrás que estaban ahí para capturar una instantánea del líder de los Stones. “Con Keith Richards me reía mucho, recuerdo cuando le vi por primera vez. Yo acompañaba al periodista que le hacía la entrevista y estábamos muy nerviosos. El tío luego contó en sus memorias que siempre guardaba una pistola debajo de la almohada para las entrevistas incómodas”. También acompañó en varias ocasiones a Lou Reed, a quien dedica el libro que está terminando actualmente y añade entre sus favoritos a Neil Young.

Cuando le pregunto qué es lo que hace una fotografía inmortal, responde que hay dos cosas igual de importantes: El momento y el timing. “No hay un buen momento sin buen timing ni al contrario, también ayuda mucho que la persona a la que fotografíes sea inmortal en sí mismo” Hombre, Gijsbert, está claro que no es lo mismo hacerle una foto a Lou Reed que a nuestro colega de pedo en cualquier garito de mala muerte. No tiene el mismo empaque, eso es así.
En 2017, participó en la exposición “Sleeping With Rockstars” que se hizo en el Hotel Dorado Ibiza Suites, en ella expuso junto al gran Terry O’neill que nos dejó el año pasado y a quien tuvimos el privilegio de entrevistar para el primer número de Stories.

Hemos concretado que, a finales de Agosto le vendría bien pasarse por la Isla y dejarnos su arsenal de fotografías de los Rolling para exponer. Te tomo la palabra, Gijsbert. Y me sigues contando.

more stories

ILMIODESIGN

Una sastrería del diseño

Por Pablo Sierra

Andrea Spada y Michele Corbani son las dos mentes que han imaginado y convertido en realidad el diseño de los hoteles que forman parte de Concept Hotel Group. Estos dos italianos se establecieron durante su juventud en España –Andrea vive en Madrid y Michele, en Pamplona–, y no han dejado de crear espacios como restaurantes, oficinas, establecimientos comerciales, zonas públicas o viviendas particulares. Hablamos con Andrea para saber cómo es el día a día de Ilmiodesign, el nombre que eligieron para su empresa cuando la fundaron hace diez años.

P: Italia es la cuna del arte. ¿Creéis que el diseño forma parte de vuestro carácter como país?
R: Siendo de Monza, una ciudad muy cercana a Milán y
cuna de la fabricación del mueble, algo se te queda dentro desde pequeño. Todavía me acuerdo cuando con doce años nos llevaron a ver la fábrica de Zanotta, una empresa mundial a nivel de fabricación y diseño de mobiliario. Los italianos, en general, tienen interiorizado el concepto del diseño. Recuerdo que mi familia se llevaba de vacaciones
la radio Cubo que diseñó Marco Zanuso para la firma Brionvega: ahora es un objeto de diseño, pero entonces era un aparato de uso cuotidiano.

P: He leído que Michele y tú os conocisteis estando de Erasmus en Salamanca. ¿Supisteis entonces que os ibais a asociar a nivel creativo?
R: El Politécnico de Milán tuvo la buena idea de enviar
solamente a cinco estudiantes a la facultad de Bellas Artes de Salamanca y allí nos conocimos Michele y yo. En aquel momento de felicidad y juventud todavía no nos imaginábamos que un día seríamos buenos profesionales y, además, socios. La idea surgió cuando volvimos a España para trabajar. Después de madurar en varios estudios de Madrid decidimos fundar nuestra propia empresa. Nuestro nombre, Ilmiodesign, era un grito para decir que por fin diseñábamos proyectos que firmaríamos nosotros mismos.

P: ¿Diseñar el interior de un hotel, unas oficinas o una vivienda es contar una historia?
R: Sí. Sin embargo, los diseñadores siempre necesitamos
un buen cliente al otro lado, alguien que nos transmita lo que quiere, sus inquietudes y deseos. Nos consideramos una sastrería del diseño donde cosemos trajes a medida para
nuestros clientes. Ni Michele ni yo queremos (aunque surgiera la posibilidad) convertirnos en una tienda de prêt-à-porter.

P: ¿Cuáles son los pasos que se dan en el proceso de creación?
R: Después de la toma de contacto con el cliente, conocer el espacio in situ nos ayuda muchísimo. El siguiente paso es sentarnos alrededor de un plano y confrontar las visiones que cada uno tiene del proyecto. Después de una primera fase donde solemos acabar discutiendo, un proceso casi natural que demuestra cuánto nos interesa el proyecto y la emoción de desarrollar algo nuevo, dejamos reposar las ideas para volver a reunirnos un día después. Así se empieza a cocer un boceto que, del papel, se trasladará a la realidad.

P: ¿El mobiliario lo diseñáis siempre vosotros o peináis el mercado hasta dar con la pieza perfecta?
R: Nos gusta bastante diseñar piezas porque pensamos que es una forma de dar exclusividad a nuestro trabajo con pequeños detalles y diferenciarnos de otros proyectos. Pero, al mismo tiempo, no nos perdemos el Salone del Mobile de Milán para captar las ultimas novedades y trasladarlas a nuestros proyectos antes que los demás.

P: ¿Los proyectos de los hoteles –y las oficinas del grupo– se han ido gestando uno por uno o, a partir de Santos, ya trazáis unas líneas generales que, independientemente del carácter propio de cada hotel, definen la personalidad de la cadena?
R: Cada vez que desarrollamos una idea para Concept es una aventura nueva y especial. La historia que nos cuentan es siempre diferente, fascinante y estimulante. Nos gusta que nos pidan cambiar el chip en el diseño de cada hotel. Es un gran desafío personal y nos da la posibilidad de investigar nuevas tendencias hoteleras. Además, Ibiza nos encanta sobre todo en invierno cuando vamos un par de días para ver las obras. Es una isla silenciosa, relajada. Para alguien que vive en una ciudad un paseo por la playa vale mucho.


P: Acabáis de estar en Nueva York por motivos de trabajo.

¿Qué os inspira la que, para muchos, sigue siendo la ciudad más famosa del planeta?
R: Nueva York es una ciudad mítica como pocas en el mundo.
En nuestro último viaje hemos visitado una veintena de hoteles, todos interesantes. Se invierte mucho en diseño y los resultados son asombrosos. Allí, los mejores profesionales de nuestro sector compiten para sacar adelante sus propias ideas. Nosotros también estamos cerca de conseguirlo.

more stories